Fotografía: Perfil de Instragram, Alva Batres.
Fotografía: Perfil de Instragram, Alva Batres.

Publicado & archivado en Invitado/a, Opiniones.

Por: Elisa Sasvín*

Por su bondad y perseverancia en la lucha por la defensa de los derechos de las mujeres, la libertad de expresión y de prensa, la activista social Alvita Batres nos sigue dando un buen ejemplo.

Sin lugar a dudas, es una mujer que no busca reconocimientos, actúa en solitario, tiene una firme convicción de lo que quiere, de lo que al sector femenino le corresponde de hecho y por derecho, y de la indiscutible función que los diferentes medios de comunicación juegan al informar, divulgar y formar. Ella no hace distinción de posición social, económica, religiosa ni de etnia. Alvita es universal.

Estudió sus primeras letras en Guastatoya, El Progreso. Maestra de profesión, encontró como locutora una forma de educar, de promover en la radio el arte de la oratoria. Con el apoyo de Jorge Lainfiesta, distinguido y extinto locutor (en aquel entonces, de la radio Nuevo Mundo), propuso la participación de niños y niñas concursantes en oratoria en el programa “Buenos días Señor Bolero”. Ella les escribía los versos y poemas que recitaban. Así se inició la “Seño Alvita”, como le llamamos cariñosamente. Al establecerse en Puerto Barrios, Izabal, con el apoyo de Lainfiesta, Alvita prepara y difunde programas educativos a través de la emisora Stereo Bahía. Su objetivo: promover la salud preventiva, especialmente de las mujeres, los derechos de las mismas, la escuela de alfabetización. No olvidó a la niñez, la juventud ni personas con capacidades especiales. Fundó una guardería, y gestionó y proporcionó sillas de ruedas a personas de escasos recursos.

Su liderazgo le ha permitido representar a las mujeres ante el Consejo Municipal por medio de la elección que realizaron más de 10 agrupaciones de féminas. Luego la eligieron como representante ante los Consejos Departamental y Regional. En estas instancias, y a nivel municipal, recibió apoyo para promover el desarrollo integral de las mujeres por medio de la promoción, mercadeo y tecnificación de sus artesanías, pequeñas empresas y la cultura de las etnias Xinca y Afro descendientes.

Su interés por ampliar conocimientos relacionados con la profesión del periodismo la condujo a la Escuelas de Ciencias de la Comunicación, de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Esta profesión le permitió ocupar el cargo de Vice Presidenta y Presidenta de la Asociación de Periodistas de Izabal. Así, junto a Iliana Alamilla, Directora del Centro de Reportes para Guatemala (Cerigua), propuso al Gobierno de Otto Pérez Molina el Programa de Protección a Periodistas de Guatemala, aprobado pero pendiente de asignación presupuestaria y otros aspectos técnico legales.

Actualmente Alvita es la editorialista de la Radio Stereo Bahía. Además, trabajará para la agencia extranjera de noticias y organización no gubernamental Habla Guate. Además, ha recibido capacitación para reportar para el Instituto Global de Prensa acerca de mujeres sobresalientes o de mujeres a quienes se les ha violado sus derechos. Naturalmente, esta agencia ya publicó su historia de vida.

Si algo destaca a Alvita es que es experta en vencer adversidades. Es madre soltera de dos hijas: Luisa Gabriela y María de los Ángeles, que ya son profesionales. Adoptó a dos pequeños sobrinos huérfanos. Además, recientemente le practicaron una intervención quirúrgica bastante delicada. Pero ella no se doblega. Con fortaleza, pasión y actitud positiva continúa superando obstáculos, aferrada a los lazos de las y los diferentes integrantes de grupos y organizaciones, para quien busca un futuro mejor.

Mujeres como ella son las heroínas anónimas que necesita Guatemala. Que Dios le bendiga siempre junto a sus hijas, nietos y sobrinos que han sabido apoyarle. También para ellos va mi admiración y respeto.

*Corresponsal de Cerigua: cobertura de derechos humanos, de la mujer y la niñez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *