Laterminal

Publicado & archivado en Sin categoría.


Curso quinto grado de primaria, tengo 11 años, mi cumpleaños es en octubre y me encanta comer pizza. Después de salir del colegio acompaño a mi mamá al mercado La Terminal.

Por Sergio Israel

El día que La Terminal se quemó —el 25 de marzo— muchos sueños y anhelos se esfumaron por el cielo a través de esas grandes y numerosas nubes de humo negro. Muchos de los niños y niñas que prácticamente pasamos la mayor parte de nuestros días en ese lugar hemos sufrido la pérdida al lado de nuestras familias.

Ese lugar es una caja de sorpresas: se encuentra de todo. A veces he tratado de contar cuántas personas nos visitan en un día, pero rápido pierdo la cuenta. Solo sé que son miles y miles. Todos allí somos una familia, celebramos cumpleaños, los días de la Madre, del Padre, del Niño y lo que se nos ocurra; las personas allí son cariñosas. Cada rincón es un lugar por explorar, saltar, correr, caminar y aprender.

Extraño el pollo frito de doña Julia, pero admiro el coraje y la fuerza con que todos allí poco a poco están levantando sus negocios. Cada block es un nuevo sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *