Racismo: un problema social histórico y estructural

racismo

Por ello, es fundamental que el abordaje periodístico ayude a comprender que la desvalorización de las diferencias reales o imaginarias, biológicas y culturales que una persona hace en contra de otra es un mecanismo para justificar la dominación.

Error y poca precisión en cobertura

Además, en el pie de foto se explica que la persona que aparece en la fotografía es Ana Lucía Morán, cometiéndose un error ya que la fotografía corresponde a Maya Alvarado, representante de una de las organizaciones de mujeres de la sociedad civil que conforman dicha Alianza.
Este tipo de errores, que no es la primera vez que aparecen en coberturas como esta, denota el distanciamiento que existe entre las y los periodistas y las organizaciones de mujeres de la sociedad civil y vuelve a poner de manifiesto la necesidad de tender puentes entre ambos actores.

¿Derecho maya, linchamiento o vapuleo?

En su edición del 26 de octubre, el matutino Al Día titula de la siguiente manera su portada: “Los cuelgan la comunidad les aplicó el ‘Castigo Maya’”. Ese día, en la página 12, reporta: “Comunitarios capturan a tres ladrones, les aplican castigo maya”.

Medios y periodistas utilizan de manera indiscriminada el concepto “castigo maya”, generalmente sin comprender los basamentos filosóficos del derecho consuetudinario. Esta concepción de derecho y de justicia nunca busca la muerte de una persona, pues está fundamentado en una visión de valor de la vida humana y de la naturaleza. Por eso, las sanciones que aplican están orientadas a buscar el resarcimiento o la reparación del daño causado. Es importante hacer notar que este inadecuado uso de conceptos no solo se observa entre las y los periodistas, sino en la sociedad misma, que, por el racismo prevaleciente, no se ha dado la oportunidad de conocer a fondo las filosofías de los distintos grupos culturales guatemaltecos.

El periodismo y su rol en el esclarecimiento de la verdad

En su emisión del mediodía del 5 de octubre pasado, Patrullaje Informativo reportó que una mujer había fallecido como consecuencia de que, por la toma del tramo carretero en Cuatro Caminos, la ambulancia no pudo trasladadarla a un hospital. La señora, se indicó, presentaba heridas de gravedad por una caída. Presuntamente, la información fue dada a conocer por una maestra de Sololá cuyo nombre se citó y quien se habría comunicado con la radio. Investigaciones posteriores de otros medios corroboraron que la referida maestra no

Alerta Alba Kenneth: datos cuestionables y sensacionalismo

De acuerdo con una publicación de Siglo 21, del 28 de agosto (página 4), durante agosto se activaron 252 alertas, de las cuales se desactivaron 177 y quedaron vigentes 75. Sin embargo, el medio omite mencionar la fuente que proveyó los datos con lo cual no solo se pone en cuestión una de las reglas de oro del periodismo sino que, además, se trivializa una información que en este contexto debiera ser considerada prioritaria por quienes toman las decisiones en los medios.
Cumpliendo con el rol social que les corresponde a los medios, no debería perderse oportunidad para informar sobre la existencia del Sistema de Alerta, cómo funciona y cuáles son las instituciones involucradas. Es importante que la ciudadanía sepa la existencia de la Coordinadora Nacional del Sistema Alba Kenneth y que ante el conocimiento de un caso debe denunciarse en la Policía Nacional Civil (PNC), desde donde se coordina con la PGN, las autoridades migratorias, los puestos fronterizos y el Ministerio Público (MP), y se difunde la alerta a través de la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia (SCSP) y los propios medios. Las dos entidades capacitadas para brindar la información oficial son la PGN y la SCPS.

Cobertura que vulnera

El lunes 23 de julio cinco diarios impresos de circulación nacional reportaron el enfrentamiento armado entre supuestos sicarios y agentes de la División de Investigaciones Criminales (DEIC) de la Policía, ocurrido el día anterior en el municipio de Santa Catarina Pinula. Tres de los matutinos colocaron información e imágenes que vulneran derechos de menores de edad y sitúa en riesgo la vida de un agente de seguridad estatal.
Las crónicas de Siglo 21 (página 8 ) y Al Día (2,3), consignaron el nombre de dos adolescentes heridos durante el hecho, supuestos integrantes de la banda de sicarios detenidos, pese a que la Ley de Protección Integral garantiza en su artículo 153, el respeto a la identidad y a la imagen del adolescente en conflicto con la ley penal. También se muestra el rostro de uno de los heridos.
En el caso de elPeriódico, en su página 8, ilustró la publicación con una imagen que muestra parte de la escena del enfrentamiento donde se observan dos autos con perforaciones de las balas y, en un primer plano, un detective de la DEIC, de perfil que permite ver claramente su rostro. Si bien no revela su nombre, es igual de riesgoso para el resguardo de la identidad e integridad física de investigadores que realicen trabajo encubierto.
Además, en términos jurídicos, podría representar una obstaculización en la averiguación de la verdad, ya que al conocerse quiénes son los policías, también puede provocar que la investigación se desmorone. Construir publicaciones periodísticas que no trasgredan Derechos Humanos y contribuyan a informar a la ciudadanía de manera responsable es una obligación profesional.

La maternidad no es una condición natural

Un ejemplo de este último caso es la noticia “Aumenta cifra de abandonos”, publicada el 14 de junio por el diario El Quetzalteco, en la página 2, que atrae la atención sobre el incremento de abandono de bebés en los primeros cinco meses del año en Quetzaltenango. En el lid, la periodista escribe: “El abandono es una de las soluciones más fáciles de madres desnaturalizadas para evitar responsabilidades, cuando otras sueñan concebir un bebé”.

Las fuentes consultadas por la autora reflejan los mismos prejucios que ella, lo cual puede ser cultural o intencional. Mirna Montenegro, secretaria técnica del Observatorio de Salud Reproductiva, informa que durante el primer semestre de 2012 han registrado 11 partos en niñas de 10 años, 13 en niñas de 11 y 63 en niñas de 12. En total, resume, 1,101 partos entre los 10 y los 14 años, lo cual significa que técnicamente ha habido ahí igual número de violaciones, tal y como lo establece la Ley.

No somos objeto sexual

El miércoles 30 de mayo, elPeriódico publicó una caricatura de JotaCe, haciendo referencia al caso del ex fiscal general, Carlos de León Argueta (acusado de lavado de dinero) y a la actuación, en dicho proceso judicial, de la Jueza sexta Penal, Silvia de León. Dicha juzgadora determinó que no hubo pruebas suficientes para sindicar al detenido.

Si bien esta caricatura es una denuncia y una manifestación política en contra de la decisión final de la jueza, a lo cual todos y todas tenemos derecho, también es cierto que reproduce el estereotipo sexista negativo de que las mujeres solo somos capaces de atraer la atención de los demás cuando estamos ligeras de ropa.

Impulsar ideas estereotipadas de género distrae de enfocarse en lo principal, que es la crítica de las presuntas actuaciones poco éticas de la juzgadora. Esto no contribuye a un debate genuino y ademá viola los derechos de las mujeres a no ser vistas como un objeto sexual.

Mayor reflexión y respeto

El 16 de mayo, el matutino Al Día publicó una nota titulada “Ultiman a joven en El Paraíso I”. La publicación describe el homicidio de un joven de 21 años a manos de dos presuntos pandilleros en un sector de la zona 18, donde han ocurrido otros hechos similares. En un apartado de la nota, titulado “Apariencia de marero”, describe las características del fallecido: “Estaba rapado y tenía vestimenta con apariencia de pandillero”. Al atraer la atención de los lectores hacia la interpretación que hace de la vestimenta del joven fallecido, el autor de la pieza periodística lo estigmatiza y construye un discurso que justifica/valida el homicidio. En cambio, es recomendable una mayor reflexión en las páginas informativas de los medios sobre cómo la situación socioeconómica y de violencia en Guatemala convierte cada día más a las y los jóvenes en sus víctimas. Asimismo, que comience a ser respetado en los espacios mediáticos el derecho a la dignidad de las víctimas de la violencia y de sus familiares.

Por el derecho a la reinserción social

Muchos medios de comunicación social continúan sin observar los derechos legalmente establecidos de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en conflicto con la ley. Por ejemplo, el 21 de marzo, tres medios impresos titularon de la siguiente manera la noticia de la captura de un joven entre los16 y los 18 años, sindicado de femicidio y asociación ilícita: “¡Mutiló a menor!, según PNC”, “Cae por asesinato” y “Capturan a hombre vinculado con descuartizamientos”. Las piezas informativas indican que el joven, cuya fotografía fue publicada, fue directamente ligado a la muerte de una adolescente de 16 años.

Los medios deben …