Géneros periodísticos, ¿en vías de extinción?

Internet

Los medios informativos nacionales desdeñan los diversos vehículos en que pueden hacer llegar sus contenidos. Cuando los usan, muchas veces ignoran las características propias de cada uno de ellos. Así las cosas… ¿hacia dónde va el periodismo guatemalteco?

La Rue: “El Estado no debe especular sobre las agresiones a periodistas, sino investigar”

Cortesía de Demos

El relator especial de Naciones Unidas sobre la promoción y protección del Derecho a la libertad de opinión y de expresión, Frank La Rue Lewy, conversó con Sala de Redacción sobre la violencia que afecta a las y los periodistas y cómo esta situación vulnera el derecho de la población a ser informada. Compartió su propuesta sobre la creación de un mecanismo de protección para periodistas, en el que participen también sociedad civil y gobierno. El relator enfatizó en la importancia de que las asociaciones de prensa y las organizaciones sociales impulsen debates éticos y sobre calidad en el periodismo. A continuación, compartimos la charla.

En este país, decir ciertas cosas cuesta o no se puede

tomado de librexpresion-mb.blogspot

Si pudiéramos resumir el estado de la Libertad de Expresión en Guatemala con una sola afirmación, lo haríamos con la del titular de este artículo. Históricamente, tal libertad ha sido negada en Guatemala con el fin de mantener el statu quo, si bien las restricciones se muestran con rostros distintos. Tan solo en los primeros meses de 2013 han salido a luz varios casos, a los que nos referimos.

El primero salió a relucir luego de que el director de la revista digital Plaza Pública, el periodista Martín Rodríguez Pellecer, decidiera, a mediados de febrero, retirar del medio el blog La vida parcialmente examinada, dirigida por Wendy Salazar y Óscar Pineda. Rodriguez Pellecer argumentó que adoptó esa decisión porque una columna publicada en el mencionado blog contravenía las directrices editoriales que había compartido sobre la no “cobertura o la crítica o la fiscalización de la URL, los jesuitas o el Vaticano”.

Font: La industria de medios está en evolución

664584_550429434982678_191428645_o

Juan Luis Font (Retalhuleu, 1966) es un periodista, literalmente, de muchas palabras; tantas, que a veces se anticipa a responder adivinando la pregunta. Comenzó en el oficio en 1989, en la revista Crónica, de donde salió para trabajar en Siglo Veintiuno y después a elPeriódico. En este último medio permaneció durante 16 años (hasta finales de enero pasado) y parte de ese tiempo lo combinó con Emisoras Unidas y Canal Antigua.

Luchar, un derecho de nacimiento

esquinero

La abulia parece infranqueable. Afortunadamente el compromiso y la lucha de estos jóvenes también lo son. Me sumo a la lucha y también elevo mi canto para que despierten todos aquellos que no han querido mirar.

Caso Jorge Jiménez y TGW, en el centro de la crítica

340700_3181350853097_1132349737_o

Por orden presidencial, el 18 de diciembre Jorge Manuel Jiménez Terrón fue despedido como director general de Radiodifusión y Televisión Nacional, después de que la bancada Líder revelara que presentó documentos falsos. En su lugar, el 15 de enero, fue juramentado Juan José Ríos, presentador de radio y televisión, y hasta ese momento asesor presidencial.

“Mi papi se fue”

Cuando ese jueves 31 de octubre Esteban abrió los ojos su papá le dijo que ya estaba muy grande, al igual que su hermana. Como todos los días, junto con su mamá, los cuatro salieron a trabajar en el negocio de la familia. En un abrir y cerrar de ojos, el padre fue secuestrado y en un lapso no mayor de tres horas, asesinado.

Amílcar Pop: “Falta quién presione desde sociedad civil para la democratización del espacio radioeléctrico”

Por: Ligia Flores

El diputado maya q´eqchi´, Amilcar Pop Ac, presidente de la Comisión de Transparencia del Congreso y de la bancada Winaq, fue uno de los diputados que rehusó dar su voto favorable a las reformas a la Ley de Telecomunicaciones aprobadas recientemente. Él, junto a dos diputados más, pidió el veto presidencial en contra de las modificaciones. Las razones expuestas fueron la ausencia de beneficios para el Estado, en términos económicos; la negación de la democratización del espacio radioeléctrico, que implica privar el acceso y propiedad de los medios de comunicación a los pueblos indígenas, así como el incumplimiento de compromisos internacionales asumidos por el Estado. En esta conversación reconoce el nebuloso y fugaz proceso de aprobación de las modificaciones y urge la movilización social para que se demande la inconstitucionalidad de esta ley. El diputado también esboza la ruta de acción que podría emprenderse.