Imágenes: Google Images. Edición: Sala de Redacción.
Imágenes: Google Images. Edición: Sala de Redacción.

Publicado & archivado en Noticias para los medios.

Por: Sala de Redacción

“Aunque formalmente todos los ciudadanos pueden elegir y postularse a cargos de elección, la posibilidad de ser electos no depende exclusivamente de las preferencias de la población, sino de la cantidad de recursos que los candidatos y los partidos (…)puedan disponer en una elección. Con los flujos de financiamiento privado —en la práctica, anónimos, ilimitados y sin control—, la política democrática es utilizada como un instrumento para la acumulación económica, en tanto los financistas de campañas no realizan sus aportes económicos exclusivamente por identidad ideológica o por filantropía, sino por intereses muy concretos”. Informe “El financiamiento de la Política en Guatemala”, Introducción, pág. 3, CICIG.

Comentarios descalificando a Sala de Redacción y atacando a Sandra Torres.

Comentarios descalificando a Sala de Redacción y a las fuentes consultadas.

El 5 de octubre pasado, en el sitio de Facebook de la revista Sala de Redacción se anunció el tema de portada del mes, “El silencio de los presidenciables y la Libertad de prensa”. El anunció provocó una avalancha de comentarios descalificadores hacia el periodista y catedrático universitario Ramiro Mac Donald, quien expresó sus opiniones en el trabajo periodístico. Además, contra Sala de Redacción, medio al que llegó a llamarse como uno comprado por la UNE para hacer campaña negra en contra de Morales. Era un comportamiento observado antes, sobre todo en blogs de otros medios.

Los mensajes se constituyeron en descalificaciones inapropiadas, obviamente dirigidas por uno o quizá varios operadores que no habían comprendido el texto, ya sea por contar con escaso tiempo o por incompetencia. El periodista Mac Donald no había sido parcial al emitir sus juicios, pero fue notorio que la consigna de quienes lo atacaron a él y al medio era darles con todo y, como estrategia principal, descalificarlos.

Fue evidente además que dichos “juicios” no partían de la lectura del texto, pues uno de los presuntos comentaristas, identificado como Anng Rdz incluso interpretó que el Mac Donald al que se aludía era la empresa de restaurantes McDonald’s: “Fácil el acertijo. McDonald’s: patrocinador no oficial de la campaña de Sandra Torres.! Deducción fácil para la gente pensante.! Saludos…”.

La ferocidad de los ataques sin argumentos válidos provocó incluso comentarios de quienes sí opinaban en ese espacio, en ejercicio auténtico de su libertades de Expresión y de Opinión. Uno de ellos redactó: “Esos jimileavers no analizan nada tienen estiércol en el cerebro pobres así como a su candidato títere lo usan igual están ellos , y aunque me digan un montón de muladas, con eso confirmará mi comentario”.

Días más tarde, el 13 de octubre, durante un entrevista reproducida parcialmente en el programa Las Inolvidables (minuto 6:25), de Guatevisión, un reportero entrevistó al Presidente electo, a quien pidió enviar un mensaje a los llamados Jimmylievers. El entonces candidato les mandó un abrazo y “un agradecimiento total, y yo también los quiero mucho”, agregó.

JM1

Seguidor insulta a Sandra Torres, mientras expresa apoyo a Jimmy Morales.

Ante el mensaje, el reportero replicó: “Y que no sean tan violentos”, comentario ante el cual Morales expresó lo siguiente: “Pues creo que no son violentos, han demostrado ser…”. Antes de que concluyera, el reportero lo interrumpió y comentó: “Ya vieron, no hay pena”, a lo cual Morales comentó: “Nooo, ellos pueden escribir, ¿y la libre emisión del pensamiento?”, preguntó el aún candidato. Entonces el reportero comentó: “Eso sí es cierto”. Como respuesta Morales río sonoramente, porque sabía que le había ganado la partida.

Los queridos Jimmylievers

Lo cierto es que no todos los llamados Jimmylievers podrían haber sido seguidores auténticos de Morales durante la campaña electoral. En Guatemala, como en otros países del mundo, hay corporaciones y empresas que prestan servicios de gestión de redes sociales y otros espacios a políticos, las cuales permitieron determinados impactos a los principales partidos políticos en contienda, que años antes habría sido muy difícil alcanzar. Eso sí, gracias a desembolsos cuantiosos de dólares.

En varios países del mundo ha comenzado a observarse que desde estos llamados callcenters de los políticos, que tampoco lo son, pues no están ahí para gestionar respuestas a las dudas de la ciudadanía, se genera opinión pública a favor de las y los contendientes, por medio de intervenir no sólo en redes sociales, sino que también en otros espacios.

Expertos en manejo de campaña, quienes solicitaron no ser identificados, indican que hay en el país cerca de 14 empresas de este tipo, pero que son tres las que se llevan la tajada más grande del mercado. De hecho, si se destina un tiempo a buscar en las redes, es fácil encontrarlas. Según la fuente, estas empresas, que en los momentos máximos de esta campaña pudieron llegar a contratar hasta 250 personas por empresa, gestionan centenares de perfiles no auténticos. “Vimos casos en que los perfiles eran completamente falsos, otros en que eran de personas reales, a veces de simpatizantes de los mismos partidos, cuyas fotografías también utilizaron sin su consentimiento”.

Por encima de quienes gestionan estos perfiles hay estrategas, a su vez responsables de los coordinadores de grupos. Estas personas son quienes imparten las directrices. También hay coordinadores de arte gráfico, que construyen memes y otros materiales, así como equipos de investigación política. Pero quienes deciden cómo se procede y qué se publica son las organizaciones políticas. En estas hay un encargado quien diariamente decide y comunica los lineamientos a los contratados.

Otro manejador de campañas indicó que estas expresas realizan ofertas de servicios que incluyen diseño de estrategias “para construir o destruir”. Además, la gestión de hasta 150 perfiles creados para impactar en redes sociales, blogs de medios y espacios en la radio. Ofrecen también manejo de cuentas de candidato, lo que según los informantes explicaría, en el caso de Sinibaldi, que aumentara de 10 mil a 250 mil seguidores en pocos días, “hablamos de fans que vienen de Ucrania, India, Nepal, pero cuando se mide el nivel de interacción, el número de likes, reenvíos, etcétera, a veces no alcanzan ni los cuatro mil”.

Los cyber publicistas también ofrecen el desarrollo de sitios web y pauta en Facebook, que pueden utilizar para promocionar los memes. Además, servicios de manejo de crisis. Por supuesto, en las ofertas hay productos concretos: 13 o 20 memes diarios, vídeos, número de interacciones, etcétera. “La oferta por servicios puede sumar los 175 mil dólares mensuales. Hay partidos que consideraron pagos a Google de hasta 45 mil dólares semanales”, indica. Por ejemplo, indican que uno de los perfiles más activos contra la candidata Sandra Torres fue el llamado La Torre Caída, que como se ve ha sido sacado de momento de Facebook, pero cuyas producciones audiovisuales aún pueden ser observados en YouTube.

Otros actores interesantes a los que estas empresas acuden son los llamados tweetstars, personajes protagónicos en las redes, como Cash Luna o Ronald Mackay, cuyas publicaciones generan impactos considerables. “Algunos de estos tweetstars (aclaramos que no aludimos a los mencionados) son contratados por estas empresas y pueden llegar a ganar hasta Q15 mil mensuales”, indica la fuente. Es más, aclara que otros, como el que se denomina Dictalord u Honorable Juzgalord, ni siquiera son personas individuales, sino equipos.

“Entre estos tweetstars hay de todo, personas muy populares solo por sus opiniones y personalidad, otros que se dedican a difundir discursos de odio y hacer bullying y los hay también del lado claro, que utilizan su popularidad para promover obras sociales”, asegura la fuente.

Cómo se movieron durante la campaña

Según las fuentes consultadas, durante la actual campaña electoral casi todas las organizaciones políticas invirtieron, ya sea mucho, ya poco, en redes sociales. Incluso, muy en los inicios, usando abiertamente fondos públicos. “El equipo que estaba en el nivel 13 del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat) estuvo inicialmente al servicio de Alejandro Sinibaldi, coordinados por un venezolano. Cuando este grupo tuvo que abandonar el nivel 13, se descentralizó”. Según estos expertos, por el sistema de geolocalización de los aparatos que usaron, determinaron que perfiles que antes publicaban desde el nivel 13 aparecieron de pronto desde Huehuetenango. Por eso creemos que fueron acogidos por algunas alcaldías del PP”, dijo uno de ellos.

Estas fuentes también ponen como ejemplo a la candidata Zury Ríos, quien habría sumado a sus fuerzas las de la Fundación contra el Terrorismo. Consultado al respecto, el presidente de dicha fundación, Ricardo Méndez Ruiz, rechazó lo asegurado por las fuentes: “A título personal, desde mi sitio en Facebook expresé algunos comentarios favorables a Zury Ríos, pero no fue algo sistemático y tuve cuidado de mantener a la Fundación al margen de la política partidista. Personalmente me habría gustado apoyarla más”, expresó. Según los entrevistados, al principio de la campaña otros partidos además del que postuló a Ríos, como el Patriota (PP), FCN Nación y la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) manejaron individualmente cyberequipos.

Asimismo, el candidato Alejandro Sinibaldi. Luego de que este último renunciara a la candidatura del PP habría sumado sus fuerzas a las de Líder, el más agresivo y el que más habría invertido en redes sociales en esta fase. Para antes del balotaje, Líder, Sinibaldi y PP habrían sumado sus equipos de gestión digital para apoyar a FCN Nación, contra la UNE, agregaron.

Perfil en apoyo a Manuel Baldizón.

Perfil en apoyo a Manuel Baldizón.

“Eso era como un elefante de guerra de mil personas contra ese partido”. Esta última organización política habría tenido que solicitar colaboración de algunos de sus afiliados para que abrieran otros perfiles y contribuyeran con la campaña de la candidata.

Así, mientras cándidos internautas alababan la creatividad de las y los guatemaltecos por su capacidad de producir memes, subterráneamente entre los equipos se producía una batalla de 24 por 24 horas para ganar en el terreno de las redes sociales, a veces coordinando horarios de publicación de informaciones con trabajadores de medios, cuyos nombres no citaron.

En el caso de FCN Nación, “utilizaron una estrategia muy interesante, porque estaban descentralizados. Establecimos que los mensajes se publicaban desde seis núcleos territoriales: Huehuetenango, Petén, Izabal, Guatemala, Quetzaltenango e incluso El Salvador”, indican. La descentralización dentro y fuera de fronteras, ha sido al parecer estrategia utilizada en otros países.

Mismo perfil (arriba) en apoyo a Jimmy Morales.

Con respecto a su capacidad de formulación de estrategias, estas empresas de cyberpublicidad trabajan bajo el concepto de Estrategia de enjambre, la cual en suma partiría del concepto de que si muchas personas se pronuncian de determinada manera con respecto a un tema, otras personas decidirán adherirse a esas opiniones dominantes, lo cual recuerda la teoría de la Espiral del silencio, de la alemana Elizabeth Noelle Neumann.

Pero durante la campaña también hubo estrategias específicas, como las de “dirigir ataques psicológicos” directamente contra simpatizantes de las organizaciones políticas, explican los entrevistados.

“Hay medios en Guatemala que tienen su propio sistema para crear tendencias o desviar la atención de asuntos determinados. (Lo cual también ha sido denunciado en México). No es difícil, pues a diario los tuiteros se informan sobre las tendencias dominantes y se suman a estas, para ganar mayor capacidad de interacción, lo cual es aprovechado

Pero en suma, si le digo que los partidos destinaron más de un millón y medio de dólares para manejo de redes durante la campaña, esa cifra podría ser incluso muy conservadora”, agrega una de las fuentes informativas. Parece lícito preguntarse de dónde sale tanta plata.

¿Influyeron las redes sociales en la victoria de Morales? Es una pregunta muy difícil de responder, indican los expertos. Lo cierto es que una vez electo el nuevo Presidente, las empresas redujeron el tamaño de sus equipos mediante despidos de operarios, las fuerzas se reestructuraron para actuar en la próxima etapa: “comenzaron a publicar promoviendo un voto de confianza para Jimmy Morales, pero también para atacar al Congreso de la República, visto como el principal opositor del nuevo presidente electo. Prevemos que serán muy visibles en las redes los ataques a la bancada de la UNE”, manifestaron los entrevistados.

“Nueva era en la política: Los Cuadros pro Nación”

Juan Orozco, ex coordinador de Comunicación del Comando de Campaña del FCN Nación, niega que hayan contratado empresa alguna para gestionar en redes sociales. Según él, en esta campaña atípica, “no teníamos recursos para pautar con la frecuencia necesaria en medios tradicionales”. Orozco indica que Morales ya contaba con una fanpage, a la cual fueron migrados hace ya varios años los seguidores cuando el Presidente electo compitió por la Alcaldía de Mixco. Ahora, se trabajó a partir de una plataforma web, de la fanpage (750 mil seguidores), de Twitter (21 mil) y de Instagram (3 mil, según las cifras proporcionadas).

El entrevistado indica que sí pautaron en Facebook, aunque dijo no manejar la cifra total de inversión. Lo que no hicieron, asegura, fue pautar con AdWords de Google, ya que era muy costoso. También informa que sí llegaron con ellos empresas para ofrecer ese tipo de servicios, “pero resultó que teníamos más seguidores de los que nos ofrecían”.

Fotografía tomada de la fanpage de FCN Nación.

La estrategia utilizada para lograr el feedback necesario fue colocar una pestaña en la fanpage y otra en el sitio web, con la palabra “Involúcrate”. Él indica que cuando la gente comenzó a responder, registraron a estos voluntarios en formularios y luego los pusieron en contacto. “Se organizaron voluntariamente por región y así surgieron estos grupos que llamamos Cuadros pro Nación. Al principio los coordinábamos tres personas, luego se nombraron coordinadores por departamento y después por municipio”.

Orozco estima que estos Cuadros por Nación llegaron a agrupar a cerca de 10 mil personas activas.

Al preguntársele si antes del balotaje se habían sumado los callcenter de Patriota, Sinibaldi y Líder al equipo de FCN Nación, puesto que podía verse como presuntos activistas al servicio de Líder se manifestaban en favor de Morales, de la mañana a la noche, Orozco respondió que no, pues ellos no tuvieron callcenter y no hicieron alianzas, como indicó públicamente Morales. “Mucha gente se quiso incorporar, no tuvimos control sobre eso, pero sí vimos en memes que primero se usó una camiseta y luego otra”.

También le preguntamos por qué se usó fuertemente la descalificación contra columnistas o medios de opinión que se creyeron adversos a FCN Nación, la cual quedó registrada e comentarios. Al respecto, Orozco respondió que “hay cosas incontrolables. No fue nuestra práctica, ni nuestra ideología (la descalificación), porque la vimos trabajar y observamos que no funcionaba”.

Según el representante de FCN simpatizantes y descalificaciones surgieron de manera espontánea, lo que sí destacó es que otros partidos invirtieron mucho en cybercampaña y contrataron a varios expertos extranjeros. “Fíjense que después de la primera vuelta, cuando ya estaba vedado por ley hacer propaganda, comenzaron a circular dos compaña negras por medio de Google; entonces una señorita de AdWords me llamó para ofrecerme servicios y yo le pregunté que cómo era posible que hubiera sucedido eso y ella me indicó que ellos no manejan contenidos. Eran paquetes de 300 mil dólares diarios, o sea que alguien se gastó más de 600 mil dólares en campañas negras contra nosotros”.

Para ejemplo, un botón

En Guatemala, a decir de los entrevistados, una de las empresas más grandes que trabajó durante la campaña 2015 fue Latin Interactive Group, con oficinas en los edificios Géminis 10 y Europlaza. Uno de los fundadores y principales representantes de esta empresa es Gustavo Ortiz, egresado de la Universidad Francisco Marroquín.

Esta empresa, presuntamente filial del panameño Grupo Interactivo, S.A. ha venido cobrando relevancia en el sector comercial. En 2011 se reportó su alianza con Yahoo!, cuyos representantes declararon en una ocasión que: “Los anunciantes van a aprovechar la poderosa combinación formada, de una parte, por la pericia de Latin Interactive Group en campañas publicitarias interactivas en las plataformas online y móvil, y de otra parte, la capacidad de conectarse con el público activamente involucrado”.

Esta empresa también ha establecido una importante alianza con Redmas, que fortalece sus posibilidades de incidencia y, por tanto, sus alcances.De más está decir que tanto Latin Interactive Group como Yahoo! y Google habrían resultado beneficiadas en esta campaña electoral 2015. Personas aseguraron que esta empresa es cercana a Sinibaldi, pero ese extremo no pudo ser confirmado. Sala de Redacción se comunicó en dos ocasiones con la asistente del Sr. Ortiz para solicitar una entrevista sobre la naturaleza de sus operaciones, sin resultados al cierre.

Sin controles y vulnerando la libre expresión

En todo caso, más que las empresas, los responsables directos de los manejos abusivos y onerosos durante las campañas son los partidos políticos y, finalmente en el Estado, por la falta de fiscalización y acción, explicada en parte por la falta de recursos y marcos legales adecuados.

Giovanni Rodríquez, del departamento de Auditoría del Tribunal Supremo Electoral (TSE), indicó que la empresa contratada para el monitoreo del gasto publicitario no tenía alcance para abarcar redes sociales. “Los partidos reportaron algunos gastos al respecto, que haremos públicos cuando terminemos los recuentos, pero desde ya le digo que es necesario fortalecer al TSE en ese sentido y a eso obedecen las propuestas de reforma a la Ley Electoral y de Partidos Políticos.

En el caso de otros esfuerzos ajenos a lo estatal, Julio Donis, del Mirador Electoral de Guatemala, indica que esa entidad no monitoreó la publicidad ni la gestión de los partidos en las redes sociales. Específicamente Acción Ciudadana tampoco lo hizo, pero fuentes de esa organización indicaron que probablemente comenzará a hacerlo, pues ya lo han discutido.

Independientemente del hecho de que no haya capacidad en el Estado para monitorear la inversión de los partidos políticos en publicidad y comunicación en general, también es cierto que la estrategia de descentralizar dificulta la tarea, algo ya señalado en el informe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG): “Para financiar las campañas, enriquecerse y mantenerse en el poder, se han creado en numerosos departamentos y municipios redes político-económicas ilícitas (RPEI) de alcance regional”.

En las conclusiones de su informe sobre financiamiento de la Política en Guatemala, la CICIG también señaló que: “El financiamiento excesivo y poco regulado de la política y de las campañas electorales produce serias distorsiones en el proceso democrático y tiene consecuencias negativas para el conjunto de la ciudadanía”.

Y precisamente en el campo de las distorsiones, tocamos aquellas producidas a raíz del proceso de la producción y distribución de mensajes y sus condicionantes, en el que las nuevas protagonistas son las redes sociales. En ese sentido, el Estado guatemalteco se muestra como uno que no actúa ante las vulneraciones a la libre expresión. Eso que uno de los entrevistados llamó “el arte de influir en la percepción, a veces mediante usar la desinformación”, no representa la verdadera Libertad de expresión, contrario a lo que Morales afirmó a Guatevisión.

Alberto Escorcia, investigador de movimientos en red, afirma que las organizaciones políticas que acceden a trabajar con perfiles falsos y a utilizar las redes para intentar manipular las opiniones de electores “traspasan el límite del derecho al otro a la libre información y la libre decisión. Se trata de actos de deliberada manipulación y de falta de confianza en ellos mismos, porque saben que deben mentir, contratar a cientos de personas para hablar bien de algo que realmente no es bueno. Es el limite de la vergüenza de aceptar que deben manipular –porque de otra manera no se les creería – creando tendencias, opiniones falsas, y tendencias falsas de soporte a ellos”.

Escorcia opina que las sociedades no pueden permitir acostumbrarse a este tipo de manipulaciones y mucho menos aceptarlo como algo normal. “Debemos darle el lugar que se merece al derecho a elegir, a decidir, a informarnos libremente”. Según el investigador, para contrarrestar este tipo de acciones es necesario buscar técnicas apropiadas y decidir no callarse, lo que implica potenciar las capacidades de denuncia y comunicación social.

En suma, al desinformar, difamar, atentar contra la honra de las personas, cooptar los espacios de intercambio y descalificar a personas en el intento de manipular la opinión pública, políticos y algunas empresas de cyberpublicidad violentan la Libertad de expresión. Es un tema de ética, legalidad y derechos humanos, oscurecido por las ansias del poder, el color verde de los dólares y potenciado a mil por el poder comunicativo de la Internet y las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *