Publicado & archivado en Editorial.

Los asesinatos de tres periodistas en Suchitepéquez alborotaron el cotarro y pusieron de manifiesto la forma poco coordinada en que trabajan las dependencias estatales. Sin ir muy lejos, las declaraciones del Ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, del domingo 15 y del lunes 16 del mes en curso, mostraron que su despacho y las mesas de alto nivel y técnica del Programa de protección a periodistas parecen ubicarse en tiempos distintos. Mientras Gobernación insiste en que el mecanismo ya funciona y pide a las y los periodistas integrar una comisión para participar, la mesa técnica del programa aún hacen circular un borrador con la propuesta de un mecanismo, documento que evidencia un estado temprano de avance de la iniciativa.

 

Por otro lado, el Ministro insiste en que han desarrollado un mecanismo de trabajo propio, que durante 2014 y 2015 les ha permitido recoger 61 amenazas contra periodistas. En ese mismo periodo, la Unidad fiscal de delitos contra periodistas del Ministerio Público ha abierto más de 90 expedientes por casos de agresiones a periodistas. ¿Por qué realizar un esfuerzo por separado?

 

Luego de escucharlo, más pareciera que nos encontramos en una Babel, donde dependencias que presuntamente ya están articuladas en la mesa técnica manejan datos y esfuerzos propios, provocando más confusión de la necesaria. Urgen la articulación y el trabajo coordinado. Las declaraciones apresuradas del Ministro no los muestran ni los favorecen.

Un Comentario para “La torre de babel”

  1. Recproaudi-apcs

    Pues al parecer todo indica que la aplicacion del programa en la gestión de protección solo quedara para después, ya que hechos concretos no han habido de parte del gobierno actual de Guatemala mas que solo una simple mesa técnica asi como lo que expreso la representante del plan de protección quien dijo en el tercer encuentro nacional de periodistas hecho por Centro Civitas que el único avance ha sido la creación de una pagina web no publicada y un logotipo, que el plan se sostiene gracias a entidades estatales y no con fondos del mismo gobierno.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *