Publicado & archivado en De la casa, Opiniones.

Por Silvia Trujillo

Preguntarse en estos tiempos cuál es la función que cumplen los medios informativos en la recuperación de la memoria histórica de un país parecería fútil, porque da la impresión que se ha debatido lo suficiente al respecto. Sin embargo, la coyuntura marcada por el reinicio del juicio por genocidio en Guatemala amerita esa reflexión.

En principio, si se parte de la premisa que dichos medios son instrumentos para ejercer el derecho a la libertad de expresión, así como al acceso a la información, entonces se coincidirá en el criterio que éstos pueden jugar un papel importante en la difusión de información que contribuya a rescatar del ostracismo aquellos temas que se han querido ocultar. Para que eso suceda, es condición indispensable que en el terreno mediático se produzca un intercambio discursivo entre la diversidad de actores involucrados, con sus diferentes puntos de vista, lo más equilibrado posible en cuanto al peso en agenda.

Sobre la cobertura del juicio por genocidio entre febrero y mayo de 2013, una reciente tesis de la Universidad Landívar (Monterroso, 2015) ha dado indicios para comprender que, si bien es cierto en las piezas informativas hubo cierto balance en cuanto a fuentes consultadas, espacio destinado y enfoque, en su posición editorial se difundió una clara orientación hacia una de las posiciones en disputa.

Aclarando que el estudio fue exploratorio, y sólo contempló a dos de los medios impresos, Prensa Libre y elPeriódico, quedó en evidencia que de los catorce editoriales escritos sobre el juicio, en diez prevaleció la defensa del acusado (Ríos Montt), de personas afines a él, así como la crítica al procedimiento judicial.

En este momento que acaba de reiniciarse el juicio por genocidio, sería recomendable que los medios aportaran, tanto desde sus espacios noticiosos como editoriales, información balanceada en cuanto a las posiciones políticas en disputa, nutridas con fuentes plurales y enfoques diversos, de manera tal que no se contribuya a la polarización social y sí a un diálogo abierto sobre la memoria histórica, que seguramente contribuirá a una convivencia menos conflictiva en este país.

Un Comentario para “Medios, genocidio y memoria histórica”

  1. RUBÈN DARIO GODOY

    Que bonito se lee; pero mientras los medios de informaciòn, mal nombrados de comunicaciòn masivos en Guatemala, sigan en manos de los mismos en los ùltimos cinco siglos, seguiràn siendo invisibilizados los temas de la problemàtica social, donde el poder sustentado en las y los que tienen las armas y el dinero, determina que gènero periodìstico puede, o no salir en la ediciòn cotidiana. Por otro lado el negocio de la dignidad confundida con el hambre, o en su efecto hacièndolos sinònimos, algunas personas amantes del periodismo y la comunicaciòn social, sin preparaciòn acadèmica sensibilizadora…seràn siempre presas fàciles enfrascadas en las ideologìas de los medios de prensa guatemalteca.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *