Imagen tomada de: http://es.dreamstime.com/foto-de-archivo-medios-conept-social-del-amor-en-nube-de-la-etiqueta-de-la-palabra-image30894590
Imagen tomada de: http://es.dreamstime.com/foto-de-archivo-medios-conept-social-del-amor-en-nube-de-la-etiqueta-de-la-palabra-image30894590

Publicado & archivado en La Columna de Olga.

En febrero, las páginas de los medios de comunicación se inundan de publicidad acerca del “día del amor” que se convierte en “semana del amor” o “mes del amor” de acuerdo a la conveniencia del mercado. Es una fecha más que el comercio aprovecha para subir sus ventas. Pero no solo se trata de la publicidad, también quienes dirigen los medios aprovechan para incluir espacios en los que transmiten su visión del mundo, su adscripción a conceptos culturales o religiosos.

Encontré piezas informativas interesantes para pasarles la lupa del análisis de género. El 13 de febrero, justo un día antes del famoso día del amor, Prensa Libre publicó en la Sección Buena Vida la nota “Esto hay que saber antes de casarse” dirigida a jóvenes en la cual se orienta a cómo deben conducirse las relaciones de noviazgo, concebido éste como la antesala al matrimonio entre una pareja heterosexual. Se puede inferir que el medio intenta influenciar a la juventud hacia una mentalidad conservadora. Desde el inicio la nota asevera “el amor no es suficiente para que un matrimonio funcione con éxito…” luego cita las palabras de la fuente consultada quién pondera la necesidad de matrimonios “duraderos, estables y nutrientes”.

El día 12 de febrero, este mismo medio y sección publicó una pieza informativa sobre la infidelidad. El mensaje central gira en torno a las consecuencias del hecho y no se profundiza en el origen cultural del concepto de fidelidad aplicado al matrimonio. Y justo el día del amor publicaron el tema “¿Cómo es tu relación?” Enfocado a cómo debe ser el noviazgo, para ello aconsejan el respeto mutuo y los valores morales. Si bien hay una invitación a que ambos jóvenes se procuren momentos gratos y felices, sigue prevaleciendo el enfoque de prepararse para el futuro matrimonio.

Cuando analizamos el papel de los medios, siempre surge el argumento de que éstos están diseñados para informar y no para educar. Sin embargo este tipo de piezas informativas nos evidencia que se utilizan para enviar mensajes aparentemente ligeros y orientados a “educar”, pero se basan en creencias morales o religiosas aunque éstas no sean explícitas en el texto.

La psicóloga y socióloga María Teresa Doring de la Universidad Autónoma Metropolitana de Xochimilco (México), en un ensayo titulado La Pareja, sueño imposible, explica como se ha tendido a pensar que la pareja que se une en matrimonio para siempre, es inamovible, deseable y el ideal a perseguir. Sin embargo desde la década del 60 se pueden observar transformaciones muy grandes debido a diversos factores, entre ellos, la inserción de las mujeres al mundo laboral, la posibilidad de planificar la familia.

Pero quizá lo más importante, apunta Doring es la idea del amor, la cual también ha sufrido cambios a lo largo de la historia. El amor, como todo producto cultural, es cambiante, aunque los poetas nos digan lo contrario. Marcela Lagarde también indica: No es lo mismo amar en la pobreza que en la riqueza, en la juventud, que en la vejez, si se es hombre o si se es mujer. Si profundizamos en estos conceptos, quizá vayamos resignificando las instituciones, quizá construyamos espacios de convivencia democráticos, verdaderamente nutricios y menos agotadores.

Así que a quienes hacemos el ejercicio de comunicar, nos corresponde también, indagar, profundizar, confrontar ideas y ofrecerle al lector o lectora una gama de posibilidades que lo enriquezca y no mandatos originados en el deber ser que generan las creencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *