Publicado & archivado en Editorial.

El caso de los Panama papers, once millones y medio de documentos filtrados y analizados por iniciativa conjunta del diario alemán Süddeutsche Zeitung y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) muestra la importancia de dos asuntos fundamentales: uno, la existencia de medios de investigación libres e independientes; dos, el rol de la internet en términos de redefinir el periodismo.

 

En países como Guatemala, hablar de medios de investigación libres e independientes no es asunto fácil. Los medios con mayores capacidades económicas forman parte de un statu qou pocas veces democrático. Existen medios independientes en la internet, pero obligados a subsistir en medio de carencias, lo cual no muestra un panorama favorable para el periodismo de investigación, muy difícil de realizar sin los recursos idóneos.

 

Con respecto a las capacidades para sacar mejor provecho de la internet y sus recursos, este caso hizo evidente que se necesitan muchas habilidades para buscar la información en los servidores adecuados, procesarla para ser leída y analizada, lo que también supone categorizarla y etiquetarla. Además, sin el apoyo de las redes sociales este caso no podría alcanzar la divulgación que finalmente está teniendo.

 

Las habilidades que actualmente necesita un periodista están relacionadas con el análisis de datos, el manejo de herramientas de gestión de información, la seguridad informática, el trabajo en equipo, el manejo de fuentes públicas y procedimientos de transparencia y las herramientas de visualización.

 

La esperanza es que, aún con las dificultades enfrentadas, en Guatemala las y los profesionales de los medios independientes aprovechen los recursos ofrecidos por la red y no dejen de constituirse en el ojo fiscalizador del poder.

Screen Shot 2016-04-08 at 4.22.39 PM

La prensa no debe abandonar su rol fiscalizador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *