Fotografía por Waldo López
Fotografía por Waldo López

Publicado & archivado en Invitado/a, Opiniones.

Por Waldo López*

Somos jóvenes que rechazamos la propaganda política. Marleny Alvarado, Génesis Cruz, Abel Pérez, Armando Seb, Kelvin Palacios, y este servidor (Ronald López) nos dimos a la tarea de replicar en Huehuetenango lo que se vivía en Sololá: quitar la publicidad partidista y de empresas privadas de los postes del tendido eléctrico, y en su lugar dejar pequeñas obras de arte.

El primer fin de semana todos íbamos nerviosos y con miedo, ya que la municipalidad nos negó el permiso de realizar esta acción en los postes que pertenecen a la empresa eléctrica municipal, y la reacción de los fanáticos de la política nos mantenía en zozobra.

Pero después del primer brochazo todo cambió. Ese desahogo en contra del sistema actual surgió como borbollones, y sumado a la necesidad de volver a tener un poco de aquella tacita de plata llena de cultura, hizo que nuestro corazón se tupiera de nacionalismo. Más de 40 jóvenes se nos unieron; la mayoría, compartiendo el mismo sentimiento. Los buenos vecinos nos aportaron pintura, y así el proyecto comenzó a fluir.

Bajo la lluvia o el sol intenso se ha hecho el trabajo, en jornadas de más de seis horas cada una. Aunque es cansado, la gente no nos ha dejado solos, desde bolsas de agua pura hasta el almuerzo nos han llevado, para saciar no solo la sed y el hambre, sino el espíritu.

Este proyecto que ahora es todos los huehuetecos suma ya 170 postes. En cada una están plasmados dibujos sobre, arte, cultura, naturaleza, paz, y conciencia sobre nuestro entorno y realidad.

Municipios como Aguacatán, Santa Cruz Barillas y Cuilco también dijeron no a la política partidista mentirosa de nuestros tiempos, sumándose a esta iniciativa y dejando pinceladas de arte en cada poste. Lógicamente esto no fue del agrado de los politiqueros que se creen dueños del país, pero su coraje se lo han tenido que tragar, ya que saben que si actúan en nuestra contra de cualquier manera, legal o ilegal, la reacción de la gente no se hará esperar.

*Reportero gráfico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *