Imagen tomada de larepublicagt.com
Imagen tomada de larepublicagt.com

Publicado & archivado en Ojo del Editor.

Por Sala de Redacción

Una serie de piezas informativas fueron publicadas del 11 de marzo al 22 de abril en el medio de comunicación digital República Gt y tituladas así: “Los mercenarios de la paz (primera entrega)”, “ONG: Pérdida de credibilidad en la lucha por recursos”, “¿Quiénes financian a los mercenarios de la paz?”, “¿Quiénes reciben los recursos de cooperantes en nombre de la Paz?”

Los textos describen una investigación muy minuciosa de las organizaciones. Por ejemplo, incluyen el origen, historia y, en algunos casos, el financiamiento que reciben. Mencionan al menos a 25 instituciones que reivindican desde diferentes ámbitos los Derechos Humanos. En esta cobertura prevaleció el prejuicio sobre los dirigentes. Se les describe como “militantes de izquierda que ahora se constituyen en los mercenarios de la paz”. Además, cuestiona organizaciones que trabajan y apoyan en el tema de la defensa del territorio de los pueblos originarios, indicando que estos temas llaman la atención de la cooperación internacional. Por lo tanto reciben más fondos económicos para su beneficio.

El enfoque periodístico en esta cobertura presentó una visión simple y sesgada de las ONG. Se recurrió en varias ocasiones a indicar “según analistas”, pero no se identificó quiénes son estas fuentes. En los textos ninguna fuente de información plenamente identificada respalda las narraciones. Esta carencia le restó veracidad y credibilidad a la información. La práctica de un periodismo balanceado obliga a utilizar fuentes pertinentes al tema abordado, así como dar voz a todos los aludidos en la noticia. No se debe privilegiar unas voces sobre otras y sesgar, de esa manera, las representaciones construidas.

Es importante recordar que el reportaje a profundidad explica de una manera más amplia y concisa los hechos desde diferentes perspectivas, y requiere una ardua investigación acerca del tema a publicar. Deben destacarse los antecedentes del hecho, contexto, análisis y un cierre o conclusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *