Obligar al Estado a que escuche

Pero ante un Estado interesadamente ciego y sordo, solo una sociedad civil organizada, así como organizaciones gremiales fuertes pueden hacer valer sus derechos. El cierre de noticieros locales de televisión por cable representa, pues, un nuevo reto gremial que debe ser asumido.