Imagen tomaa de https://isabelmj
Imagen tomaa de https://isabelmj

Publicado & archivado en Portada.

A mediados de la primera década del siglo 21 comenzó la explosión de las redes sociales en todo el mundo. En la actualidad existen las redes generales (Facebook y Twitter), las enfocadas en imágenes y videos (Instagram, Pinterest, Flicker y You Tube), en donde predomina el chat (Viber y Skipe) y las diseñadas para promover negocios y empleos (Linkedin).

Por Sala de Redacción (*)

La red favorita en el globo es Facebook, con alrededor de 1400 millones de personas previstas para finales de 2014 (3.4 millones en Guatemala), seguida de Twitter, con casi 600 millones de cuentas activas (500 mil guatemaltecas). Además, comienzan a popularizarse otras de interés periodísticos, como Instagram, con unos 200 millones de usuarias y usuarios.

El impacto de las redes sociales se cuantifica por la producción e intercambio de mensajes. Por ejemplo, cada segundo se comparten unos seis mil tuits y 2.5 millardos de piezas diarias en Facebook. Por lo tanto, las redes son una de las mejores herramientas periodísticas para interconectar con colegas, audiencias y fuentes.

Los perfiles de ambas redes son completamente diferentes: mientras el primero se concentra en información en tiempo real: es acelerado, vertiginoso y sintético, el segundo es más reflexivo: permite el diálogo, el debate de ideas y es necesario que el periodista se involucre con la audiencia e interactúe con ella para que la misma perciba un grado de compromiso con los temas de actualidad.

Facebook para periodistas

Muchos periodistas preguntan qué tipo de perfil hay que tener en Facebook. Hay que separar al individuo, a la persona, del periodista. El periodista es una persona pública y por consiguiente no es aconsejable que acepte como “amigos” a personas que no conoce dentro de su perfil personal, que deberá conservar solo para amigos que realmente lo son, la familia y personas que sí conoce.

Para la audiencia, es mejor concentrar el mensaje en una página de Facebook, que podrá ser seguida por infinita cantidad de personas, ya que los perfiles en Facebook, además, tienen la limitación de que no pueden admitir más de cinco mil contactos. Para crear una página en Facebook use el siguiente enlace: www.face- book.com/pages/create.

Hay que asegurarse de establecer las condiciones de privacidad de modo que se pueda establecer qué contenidos podrán publicar libremente en la página nuestros seguidores (por ejemplo, si el muro estará abierto o cerrado). Facebook tiene una página dedicada a periodistas que puede seguirse en www.facebook.com/journalists.

Twitter para periodistas

Twitter es una herramienta indispensable para todo periodista. No es tan importante quién nos sigue, sino a quién se sigue. Seguir a las personas o a las organizaciones adecuadas es la clave.

Un buen secreto es no seguir a demasiados usuarios, porque seguir a miles tornaría confuso ese seguimiento. Aun así, si se siguen a más de 200 o 300 usuarios, es mejor organizar a quienes seguimos en listas según temas o tipos de cuenta. Por ejemplo: medios de comunicación, políticos, economía, amigos, etc. De modo tal que la creación de listas (que podemos mantener en privado o hacerlas públicas) nos garantice, con un solo clic, hacer un seguimiento rápido, tanto de las noticias de último momento como de lo que dicen nuestros amigos, sin que ambos intereses se vean mezclados unos con otros. La combinación de estos contenidos puede dispersar nuestra atención y distraer nuestro tiempo, siempre escaso.

No olvidar la búsqueda avanzada:

Es una herramienta que pocos usan, pero se obtienen resultados muy buenos: www.twitter.com/search-advanced. Lo interesante de este formulario es que permite usar la frase exacta, lo cual permite buscar nombre de personas y de lugares.

También es posible incluir etiquetas (hashtags) en los criterios de búsqueda, permitiendo usar varias al mismo tiempo.

Algunos consejos para verificar fuentes en Twitter:

  1. Desconfiar de información proporcionada por fuentes anónimas.
  2. Verificar la identidad de la fuente, enviando correo electrónico o mensaje directo; en ese caso, pedir el teléfono y contactar a la fuente.
  3. Si el perfil corresponde a una persona conocida, analizar si la cuenta está verificada.
  4. Analizar quiénes son sus seguidores, a quiénes sigue la fuente y qué contenido ha estado subiendo a la red.
  5. Hacer una búsqueda en Google del nombre de usuario.
  6. Buscar al usuario en Facebook.
  7. Hay que desconfiar de cuentas en las que la gramática es mala o hay errores de ortografía.
  8. Tampoco son confiables las cuentas en las que la imagen del perfil son caricaturas o fotos de personajes ficticios. Verifica la identidad de esa fotografía usando el buscador de imágenes de Google.

Instagram

Instagram es una de las aplicaciones más populares dentro de dispositivos móviles. Sus 200 millones de usuarios activos y las 55 millones que se suben a su plataforma diariamente lo confirman. La exitosa aplicación móvil de edición de fotografías ha logrado consolidarse como una de las redes sociales favoritas del público, pero no siempre de la mejor manera. El periodista digital Anthony Carranza identificó algunas tendencias que individuos insisten emplear en Instagram pese a que resultan incómodas para los otros usuarios.

Presentamos la lista de Thoughtcatalog que compartió el comunicador con siete acciones que no deben realizarse dentro de Instagram si se quiere tener una plataforma atractiva:

1: No abuses de los selfies: Recuerda que los extremos no son buenos.

2. No publiques más de dos veces al día.

3. No superes el 50 % de tus entradas con fotos de alimentos.

4. No abuses del filtro en blanco y negro: Existen variedades de filtros que puedes utilizar e incluso hay otros que puedes ubicar en otras apps.

5. No repostees seguido frases de inspiración o citas de personajes.

6. Utiliza etiquetas moderadamente: puedes buscar los adecuados a través de las plataformas correctas.

7. Evita postear fotos de tu mascota, tu pareja o tus hijos: es importante que se mantenga el balance entre tu vida privada y vida personal.

Breve y oportuna guía para usar las redes sociales

La conducta de los usuarios en las redes sociales muchas veces es penosa por diferentes razones. Encontramos desde discusiones que nacen en comentarios desatinados, ataques de indignación y demasiado ego.

Para evitar ser protagonista de estos hechos, Tom Phillips, colaborador de The Guardian y BuzzFeed, elaboró una guía con algunos consejos. Aplica muy bien a no pocos periodistas que se creen las estrellas de Twitter y Facebook.

  1. No llames a todo “selfie”: El término “selfie” se ha popularizado tanto que ahora es común que los usuarios llamen a cualquier fotografía subida a una red social de esta forma. Es importante no perder el significado original o en todo caso, evitar utilizar el término para todo. Evita crear confusiones en otros usuarios.
  2. Reconoce sabiamente las buenas publicaciones: Ten en cuenta que los “me gusta” (Facebook e Instagram) o los “favoritos” (Twitter) permiten a los usuarios darle valor a una publicación. Pese a que fueron creados con este objetivo, muchas personas utilizan estos mecanismos para cualquier otra cosa (llamar la atención, coquetear, etc.). Para garantizar la existencia de buen contenido en línea es necesario evaluar con detenimiento las publicaciones que vamos a reconocer. De esta forma se crea un clima de retroalimentación y la calidad de las publicaciones se garantizan.
  3. Cuida las menciones en Twitter: Es importante revisar cuando se menciona o no se menciona a un usuario en Twitter, ya que todo lo que escribas llegará a sus notificaciones. Evita crear ruido y trata de no utilizar los “@” de las personas, a menos que se trate de un mensaje directamente para él o quieras compartir información que resulte verdaderamente interesante.
  4. Controla el uso de hashtags: Las etiquetas se crearon para descubrir tuits de temas específicos, pero es un hecho que actualmente se exagera su uso. Es importante crear hashtags inteligentes y no emplearlos para etiquetar una palabra o frases extensas.
  5. Emplea bien LinkedIn: Al ser una red utilizada por profesionales, es importante desarrollar adecuadamente tu plataforma de LinkedIn para cuidar la imagen personal.
  6. No codicies los RT: Escribir tuits exitosos no es pan de cada día. Algunas personas tienen la capacidad de ser retuiteadas ya sea por redactar comentarios inteligentes, creativos, divertidos o por ofrecer información interesante. Sé paciente y trabaja en contenido atractivo.
  7. No exageres con la indignación: Es común observar debates dentro de las redes sociales, sin embargo, ten en cuenta que exagerar indignación puede ser molesto incluso para tus amistades. Es importante saber cómo expresar tu desacuerdo con algún tema en las redes sociales, tampoco es un vertedero donde escribir improperios sin sentido o sin argumentos.
  8. No le digas a otro usuario qué hacer con su cuenta: Internet es libre y un usuario puede publicar lo que desee dentro de su red social. Es importante no censurar el contenido de otra persona y menos si lo haces con un comentario a su plataforma.

(*) Los textos fueron extraídos de Periodismo para periodistas. Los consejos sobre Facebook y Twitter fueron extraídos de libro Herramientas digitales para periodistas, de Sandra Crucianelli. El resto, de la página Clases de Redacción. Más información se puede descargar de https://app.box.com/s/64kq48snk22bij93m5pu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *